Saturday, 14 April 2012

¿Por qué después de hacer dieta recuperamos el peso tan rápido?

¿Por qué después de hacer dieta recuperamos el peso tan rápido?Seguro que os ha pasado alguna vez que después de poner mucho esfuerzo y voluntad en una dieta de adelgazamiento habéis recuperado el peso perdido de forma vertiginosa al volver a iniciar una alimentación normal.
Este fenómeno se llama "efecto rebote" o " efecto yoyo” y se produce cuando realizamos dietas muy estrictas, prohibitivas y sin una buena pauta de mantenimiento basada en la pirámide de alimentos.
Las dietas restrictivas rompen nuestro equilibrio interno y son realmente peligrosas para la salud, sobre todo si se mantienen durante mucho tiempo.

¿Cuáles son los riesgos del seguimiento de una dieta desequilibrada durante mucho tiempo?.
En los mejores casos la aparición de fatiga, dolor de cabeza, contracturas musculares, insomnio, mal humor, irritabilidad, nerviosismo, cabello y uñas débiles, intolerancia al frío, piel apagada, etc. y en los casos más extremos (cuando la dieta dura demasiado tiempo) anemia, desarreglos hormonales (amenorrea), depresión, envejecimiento prematuro, insuficiencia renal, alteraciones estomacales (estreñimiento), trastornos alimentarios (anorexia, bulimia), etc.
Seguir una dieta equilibrada es la única manera de evitar la aparición de consecuencias nocivas para la salud.

¿Alguna vez habéis caído en la trampa de probar algún producto milagroso para perder esos 4 kilos de más para poder entrar en el bañador, en vuestro vestido favorito del año pasado que os ha quedado pequeño, etc.?
Ante todo tenemos que ser lógicos, ¿Cómo vamos a perder en un tiempo récord los kilos que hemos acumulado durante mucho tiempo por unos hábitos dietéticos desequilibrados?. Los dietistas recomendamos pérdidas de 0,5 a 1 kilo semanal para no poner a riesgo nuestra salud. Así que las dietas que prometen pérdidas de 5 kilos en tan sólo 7 días son realmente perjudiciales y solo nos llevarán al fracaso.
La dieta de la piña, la de la sopa, la disociada,.... Olvidad todos estos remedios ya que lo único que conseguiréis es pasar hambre, padecer carencias nutricionales y además, no lograreis corregir los malos hábitos alimentarios que os han llevado a engordar.
Es cierto que con estas dietas se pierde peso y, sobre todo volumen, de forma rápida (son muy bajas en calorías), pero no nos engañemos, esta pérdida no corresponde a la grasa que nos sobra sino a la pérdida de líquidos, de electrolitos y de proteínas corporales (músculo). Son tan bajitas en energía que nuestro metabolismo se ralentiza y cuando volvemos a nuestra alimentación habitual cualquier cosilla que comamos de más supone un aporte extra de calorías y, por lo tanto, nos engorda.

Os dejo aquí algunas claves para adelgazar de forma saludable:
1. No hagáis la dieta por vuestra cuenta, pedid siempre consejo a un profesional.
2. Olvidaos de que existen fórmulas mágicas para adelgazar.
3. Las dietas que os prometen una pérdida rápida en menos de dos semanas no son efectivas porque no movilizan los depósitos de grasa.
4. El régimen debe estar totalmente personalizado y adaptado a vuestras características, es decir, en función de vuestra edad, constitución física, el deporte que realizáis, vuestros horarios, vuestros gustos personales, etc.
5. Comed despacio y masticad bien los alimentos.
6. No debéis restringir nunca ningún alimento básico para vuestro organismo, todos son necesarios para su buen funcionamiento.
7. No os saltéis ninguna comida durante el día, sino llegareis a la siguiente muy hambrientos.
8. El ayuno no adelgaza y daña seriamente vuestra salud.
9. No debe haber carencias ni excesos de nutrientes, debe haber equilibrio entre los azúcares, las grasas, las proteínas, las vitaminas y los minerales.
10. Debéis ingerir suficientes calorías, adelgazar no es sinónimo de pasar hambre.
11. No os obsesiones con el peso de los alimentos, para los platos más energéticos como las legumbres o la pasta o el arroz utilizad la medida de un platito de postre.
12. La pérdida de peso debe ser gradual para que sea duradera.
13. Debéis aportar un mínimo de 2 litros diarios de agua para mantenerte hidratada.
14. Olvidaos de la báscula y no os peséis cada día, lo mejor es pesarse una vez a la semana y recordad que siempre debéis hacerlo a la misma hora y sin ropa.
15. Huid de las “dietas milagro” son absurdas, sin fundamento científico, no os ayudan a alcanzar vuestro objetivo de perder peso y comprometen seriamente la salud.

http://www.dietetik.es/
info@dietetik.es