Thursday, 1 December 2016

ALIMENTACIÓN PARA PREVENIR RESFRIADOS, CATARROS Y GRIPES



Esta semana FAROS Sant Joan de Déu nos recordaba lo importante que es la alimentación para prevenir resfriados, catarros y gripes. 

Muchas de las enfermedades respiratorias comunes que sufren los niños durante los meses de frío se producen por una gran variedad de virus, y aparecen por contagio, que se propicia por una bajada de defensas más que por las condiciones meteorológicas.



Los niños menores de 5 años son los que más se contagian, y lo hacen de forma repetida, de media entre 3 y 5 veces al año.

Como la mayoría de estas enfermedades están originadas por virus no se tratan con antibióticos, a menos que se sospeche que el origen es bacteriano. Estos virus siempre están presentes, pero cuando bajan las temperaturas se producen más aglomeraciones de personas tanto sanas como enfermas, como por ejemplo en las clases. En el caso de los niños, tienen un sistema inmunitario por sí solo menos preparado para hacer frente a este virus.

Por este motivo, es muy importante proteger y fortalecer el sistema inmunitario de los pequeños, y la alimentación es un factor clave para reducir resfriados y otras enfermedades típicas de las estaciones más frías.

Alimentación durante los meses de frío:
Así pues, la alimentación diaria de los niños necesita un aporte de vitaminas y minerales, que en esta época del año a menudo es insuficiente por la disminución del consumo de frutas y hortalizas crudas. Aparte de los alimentos propuestos a continuación, cabe destacar que los cereales integrales son una fuente muy rica y completa de minerales y vitaminas, y normalmente gustan bastante los niños.

1. Vitaminas
El déficit de algunas vitaminas puede debilitar nuestro sistema inmunitario y aumentar las probabilidades de que los niños se resfríen. 


Es por ello que es muy importante darles una alimentación equilibrada variada con una carga vitamínica adecuada.
 



2. Alimentos ricos en lisina, un aminoácido que no produce el organismo
La lisina es un aminoácido esencial que contribuye a aprovechar de forma óptima los alimentos, produciendo más energía y favoreciendo un fortalecimiento del sistema inmunológico.
Como el organismo no la produce, la lisina se debe obtener de alimentos diariamente. Algunas fuentes ricas en lisina son las proteínas de origen animal, como la carne, los lácteos y los huevos. También la encontramos en las legumbres.

3. Probióticos
Los probióticos también son de gran importancia para tener un sistema inmunológico fuerte. Estos se pueden encontrar en alimentos como algunas leches fermentadas: yogures o quesos

4. Minerales como el hierro y el magnesio
El hierro y otros elementos similares intervienen en el buen funcionamiento de la respiración, estimulan el sistema inmunitario y la resistencia física. Es un mineral muy importante en edades tempranas, ya que la deficiencia afecta al comportamiento del niño, así como al proceso de aprendizaje. Las mejores fuentes de hierro son las carnes, pescados y huevos. También alimentos vegetales como legumbres, cereales integrales y algunas verduras como las espinacas. Hay que tener en cuenta que el hierro de los alimentos de origen vegetal se absorbe en menor proporción, aunque se puede favorecer si se consume junto con alimentos ricos en vitamina C como cítricos y algunas verduras y hortalizas. 



Otros consejos
Es importante que padres y madres revisen el menú infantil escolar de su hijo, para poder encontrar un equilibrio en la alimentación. Para cualquier duda se recomienda consultar con un/a dietista-nutricionista.

En general, debemos seguir la norma de "5 al día", que consiste en introducir en la dieta tres piezas de fruta al día y dos platos que incluyan verduras.


En los meses de frío, no hay que dejar de tomar productos fríos o crudos, ya que nutricionalmente mantienen mejor la composición de vitaminas antioxidantes, como la vitamina C, pero sí es cierto que apetecen platos más calientes como la sopa. En este caso, es un buen plato, ya que aporta mucho líquido y cuando un niño está resfriado y tiene mucosidad se deshidrata mucho. 

Va bien, pues, beber caldo, infusiones y agua. Deberían evitarse las sopas grasas, y consumir en su lugar sopa de verduras con un poco de pasta, pollo o pescado, por ejemplo.

Si seguimos estos consejos se lo ponemos más difícil a virus, bacterias y “otros enemigos” que están al acecho en estos días de frío!



Wednesday, 26 October 2016

¿CUÁNTO ENGORDAN LOS ALIMENTOS TÍPICOS DE LA CASTAÑADA?



La próxima semana celebramos la Castañada y con ella vienen los alimentos típicos de la fiesta como las castañas, los boniatos y los panellets.

Las castañas tienen mucho poder saciante gracias a que son ricas en fibra. También son ricas en minerales (zinc y magnesio) que mejoran la utilización de las grasas para obtener energía. Además, poseen vitamina C, vitamina E, vitamina A y vitaminas del complejo B que también tienen una acción antioxidante



Los boniatos son ricos en pro-vitamina A, vitamina E, C y ácido fólico. También es una fuente de potasio



Pero, ¿engordan tanto realmente estos alimentos?

Pues vamos a ver…

1 castaña cruda tiene unas 16.5 kcal, 0.20 g de grasa y 3.6 g de hc.
1 castaña asada tiene unas 23.7 kcal y 0.28 g de grasa
1 boniato asado 150 kcal, 0.45 g de grasa y 34.5 g de hc
1 panellet 75 kcal, 4 g de grasa y 7.5 g hc





Teniendo en cuenta que castañas no nos comemos sólo una… si comemos 10 castañas asadas tomamos 237 kcal  kcal y unos 28 g de grasa

Con los panellets pasa más o menos lo mismo, no somos capaces de comer sólo uno ni de un solo tipo. Unos 5 panellets contienen aproximadamente unas 375 kcal

Ahora ya podéis elegir qué tomar sabiendo cómo repercutirá en vuestra alimentación