Tuesday, 17 July 2018

ANISAKIS, QUE NO CUNDA EL PÁNICO!



Después de tantos días escuchando información y desinformación proviniente de muchas fuentes creo que es hora de poner un poco de cordura en todo esto. Vamos a aclarar conceptos: 

¿Qué es el anisakis?
El Anisakis es un parásito que puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos (calamar, pulpo, sepia,...) y provocar alteraciones digestivas (Anisakiasis) y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves.

Son 2 cosas diferentes: si comemos pescado con el parásito vivo nos infectamos de  Anisakiasis pero si comemos pescado en cuyo músculo ha estado el parásito pero ahora ya está muerto lo que podemos es intoxicarnos por la toxina que el parásito ha dejado en el músculo del pescasdo, pero no es Anisakiasis.

La Anisakiasis sólo se puede contraer si se come pescado o cefalópodos parasitados crudos o sometidos a preparaciones que no matan al parásito.






¿Cómo evitarlo?

  • Compre el pescado limpio y sin vísceras (sin tripas). Si no lo está, quítele las vísceras lo antes posible.
  • La cocción, fritura, horneado o plancha son preparaciones que destruyen el parásito, cuando se alcanzan los 60°C de temperatura por lo menos durante un minuto en toda la pieza.
  • Con los crustáceos (langosta, langostino, bogavante, gamba, camarón, nécora, centollo,...) siga la misma regla: prepárelos cocidos o a la plancha.
  • Si come el pescado crudo o sometido a preparaciones que no matan al parásito, deberá congelarlo. Para poder congelar en casa, su frigorífico debe alcanzar una temperatura de –20ºC o inferior y mantener el producto congelado durante cinco días. Esta temperatura solo se alcanza en frigoríficos de tres estrellas (***) o más. Si su frigorífico tiene menos de tres estrellas compre el pescado ya congelado.
  • Deben congelarse las siguientes preparaciones cuando se hacen en casa:
  • Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche.
  • Sashimi, sushi, carpaccios y otras especialidades a base de pescado crudo.
  • Pescado marinado, como por ejemplo ceviche.
  • Huevas de pescado crudas o prácticamente crudas.
  • Arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o ligeramente salados.
  • Pescados marinos sometidos a ahumado en frío.

Cuando estos productos se compran elaborados, la congelación ya la ha realizado el productor o fabricante.

Si seguimos estos consejos podemos seguir comiendo pescado con tranquilidad, ya que es una de las mejores fuentes de proteína que tenemos por su contenido bajo en grasas (en pescados blancos) y su fuente de omegas (en pescado azul).
 

Saturday, 14 April 2018

QUE NO TE PILLE LA ASTENIA PRIMAVERAL

Con la entrada de la primavera y el cambio de hora nuestros cuerpos se resienten y tenemos que ayudarlos a recobrar el ritmo perdido.
En esta época del año es muy frecuente sentirse más cansado de lo normal (astenia primaveral) y esto nos hace estar más apáticos y de peor humor.
Siguiendo unos sencillos consejos todos estos efectos podemos paliarlos:


  • Buena hidratación: es importante beber suficiente agua para evitar posibles desequilibrios hidroelectrolíticos. Con la llegada del buen tiempo sudamos más con lo cual también debemos aumentar en 1 o 2 vasos la ingesta de agua.
  • Alimentación rica en productos frescos y en cereales integrales: debemos comer frutas y verduras a diario (5 raciones en total) para asegurarnos el aporte de vitaminas y minerales y escoger cereales integrales en lugar de refinados.
  • Hacer 5 comidas al día: para evitar subidas y bajadas bruscas de los niveles de glucosa en sangre debemos repartir nuestras ingestas en cinco al día. Un buen desayuno, libre de bollería y dulces, un tentempié a media mañana y otro a media tarde, una comida completa con presencia de diversidad de grupos de alimentos y una cena también completa pero más ligera y de fácil digestión. De este modo, evitaremos la sensación de falta de energía e incluso mareos.
  • No realizar ingestas muy copiosas: las comidas abundantes que normalmente son ricas en grasas y proteínas necesitan una digestión larga y pesada que nos ocasionará un buen rato de bajón ya que nuestro cuerpo estará demasiado ocupado digiriendo. 
  • Toma ácidos grasos omega 3: los omega 3 no los puede fabricar nuestro organismo, por lo tanto tenemos que ingerirlos con los alimentos. Los encontramos en los pescados azules y las nueces por lo que es importante realizar una ingesta habitual de estos productos. Tienen capacidad antiinflamatoria y beneficios a nivel psicológico, contra la depresión, lo cual los hace imprescindible en esta época del año.
  • No abusar de los estimulantes: un abuso de café, té, bebidas de cola para “despertarnos” podría provocar que lleguemos al final del día con un nivel de excitación que no permita descansar como sería aconsejable.
  • Hacer algo de ejercicio: con el buen tiempo nos apetece pasar más tiempo al aire libre y una buena forma de aprovecharlo es haciendo algo de ejercicio. Dar largos paseos, ir en bicicleta o correr es una buena opción.
Si sigues estos consejos lograrás sentirte más activo y ganarás la batalla a la astenia primaveral!!