Wednesday, 28 November 2012

ALIMENTOS LIGHT

Qué es un alimento light
Un alimento light es aquel que presenta un porcentaje de energía (medido en calorías o julios) inferior a su alimento de referencia, es decir, al mismo alimento pero en su versión natural. Para poder hablar con propiedad de un alimento light es necesario que éste parta de un alimento que ya se encuentre en el mercado (puede ser natural o manufacturado), pues sólo así podrá etiquetarse como tal.
Los requisitos que deben cumplirse para calificar un alimento como tal son:
  1. existencia de alimentos de referencia en el mercado. Por ejemplo, para que exista mayonesa light, debe tener una homóloga no light.
  2. Reducción mínima del 30% del valor energético respecto al alimento de referencia.
  3. Menciones en el etiquetado: porcentaje de la reducción de calorías, valor energético (por 100 gramos o por 100 mililitros) y existencia del alimento de referencia.
¿Y cómo se consigue un alimento light?
El menor índice de calorías se consigue al reducir o sustituir alguno de los componentes del alimento de referencia. Esto se hace bien al disminuir su cantidad de hidratos de carbono (azúcares) y sustituirlos por edulcorantes, o al reducir el aporte de grasas o emplear sustitutivos de grasas.
Light por uso de edulcorantes
Los edulcorantes, por definición, son aditivos alimentarios que confieren su sabor dulce a los alimentos a los que se añade. Se trata de una alternativa al consumo de azúcar común (sacarosa) o de otras sustancias energéticas como la fructosa (azúcar de la fruta y la miel).
Los edulcorantes constituyen una alternativa al consumo de azúcar y permiten seguir disfrutando a muchas personas del sabor dulce, con la ventaja de que no aportan energía (o muy poca), no producen caries y no influyen en la glucemia o niveles de azúcar en sangre.
Los alimentos que emplean estos edulcorantes en lugar del azúcar, la miel o la fructosa son adecuados para personas que tienen sobrepeso u obesidad, diabetes e hipertrigliceridemia (triglicéridos altos), ya que estas enfermedades obligan a limitar y controlar la ingesta de azúcares.
Light por uso de sustitutivos de grasas
Las sustancias que se emplean como sustitutivos de grasas se utilizan para elaborar alimentos lácteos, salsas, lácteos helados, confituras, quesos, mayonesas, mantequillas y yogures. Aportan a los alimentos el sabor y la untuosidad propia de la grasa.
¿Son necesarios los alimentos light en nuestra alimentación diaria?En el mercado son muchos los alimentos tradicionales que tienen su versión baja en calorías. En personas que se encuentran en buenas condiciones de salud no está justificado recurrir a este tipo de alimentos. Sin embargo, se los considera adecuados para quienes deben limitar el aporte energético en su alimentación o la cantidad de grasas y/o azúcares, debido a que sufren algún trastorno o enfermedad. No obstante, la excesiva preocupación por la imagen corporal que viene produciéndose en los últimos años hace que estos alimentos ingieran en exceso o de forma innecesaria, lo que aumenta el riesgo de desequilibrios nutricionales.
¿Los alimentos light adelgazan?
El hecho de que aparezca en los envases la palabra "light", "sin azúcar añadido", "bajo en grasas" o mensajes similares, no significa que sean adelgazantes. La manera más eficaz en la que se pierde peso o se "adelgaza" es llevando a cabo una dieta correctamente diseñada junto con la práctica de ejercicio físico. Lo cierto es que el consumo de alimentos light no es indispensable, y no es preciso recurrir siempre a ellos para reducir el contenido energético de la alimentación. Es verdad que su aporte de calorías por lo general es menor respecto a los alimentos convencionales a los que imitan, pero esto no los convierte en adelgazantes

Friday, 23 November 2012

BENEFICIOS DE ADELGAZAR



Son múltiples los beneficios de adelgazar
Beneficios para la salud
Si perdemos  10 kg o el 10% del peso:
-          Mejora la presión arterial
-          Se reducen los niveles de glucosa en ayunas un 50% (en caso de diabetes)
-          Reducimos en un 10% el colesterol total (aumentará el colesterol HDL, “el bueno”)
-          Reducimos en un 30% los triglicéridos
-          Reducimos las probabilidades de problemas cardiovasculares
-          Aumentamos los niveles de energía
-          Tenemos mayor movilidad física
-          Reducimos en un 20% la probabilidad de mortalidad
Beneficios psicológicos y sociales
Cuando bajamos de peso nos sentimos mejor con nosotros mismos, nos mejora el estado de ánimo y nos relacionamos mejor con los compañeros, familiares y amigos. En definitiva, nos aumenta la autoestima!

 

Thursday, 22 November 2012

ALIMENTACIÓN CORRECTA DURANTE LA INFANCIA

¿CÓMO DEBE SER UNA ALIMENTACIÓN CORRECTA DURANTE LA INFANCIA?

Lo mejor para alimentar bien a nuestros niños es proporcionarles una amplia variedad de alimentos que les resulten agradables. Debemos aportarles una dieta variada y equilibrada; procurando incluir alimentos de todos los grupos.

Es recomendable repartir los alimentos en 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
Hay que tener en cuenta que existe una gran variedad de alimentos que aportan los mismos nutrientes, esto hace que podamos elegir los que respondan mejor al gusto del niño, alimentos de temporada o aquellos propios de nuestra gastronomía.

Los alimentos que deben formar parte de la dieta de los niños y en general de toda la familia son los siguientes:

- Lácteos: los niños deben tomar entre 1/2 litro a 1 litro de leche o derivados lácteos (yogures, cuajada, quesos, etc.) lo que supondría 2 ó 3 raciones repartidas a lo largo del día.
- Carnes, pescados y huevos: se deben tomar 2 ó 3 raciones al día. Se aconseja moderar el consumo de carnes grasas y embutidos.
- Frutas, verduras y hortalizas conviene consumir 5 raciones al día. No deben faltar 2 ó 3 piezas de fruta en la alimentación diaria de nuestros hijos, en alguna de estas ocasiones se puede sustituir la
pieza de fruta, por el zumo recién exprimido. De verduras y hortalizas se consumirán 3 o más raciones, algunas en forma de ensaladas o como guarnición de segundos platos.
- Los cereales (pan, maíz, arroz y pasta) y las legumbres se deben consumir hasta alcanzar 6 raciones diarias. Una o dos raciones se pueden tomar en el desayuno (pan, galletas, cereales de desayuno) o a media mañana (bocadillo), también en la comida, merienda y cena se puede incluir pan y además en la comida o en la cena se puede tomar: pasta, arroz y/o legumbres para completar el consumo aconsejado.
- Los dulces y grasas deben tomarse con moderación. Algunos productos como los dulces, la bollería y alimentos con mucha grasa, poseen gran cantidad de azúcares sencillos, grasa saturada y pocas vitaminas y minerales.
Las grasas de elección serán el aceite de oliva y algunos aceites de semilla, como el de girasol.

Y RECORDAD: DE LA ALIMENTACIÓN QUE TOMEN HOY DEPENDERÁ SU SALUD DEL MAÑANA!!

Wednesday, 21 November 2012

NUEVOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA



 
Más allá de la anorexia y la bulimia la medicina se enfrenta ya a permarexia, seudorexia, potomania, bulimarexia, ebriorexia, sadorexia, diabulimina o Síndrome del comedor nocturno.
Son desórdenes "subdiagnosticados" que suponen desequilibrio psicológico.
Los desórdenes relacionados con la alimentación son cada vez más y más diversos. Todos conocemos los trastornos clásicos, como la obesidad, la anorexia nerviosa y la bulimia. Pero la ciencia médica se enfrenta ya a la permarexia, la seudorexia, la potomania o la diabulimina.

El Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) de Barcelona ha publicado recientemente el manual Controversias sobre los trastornos alimentarios.

Su origen está en el culto a la salud corporal buscando la salud total, acompañado por un canon estético ilusorio de la perfección que nos conduce a modificar o, al menos a modular, los hábitos alimentarios.

Suelen ser desórdenes "subdiagnosticados" que para el individuo pasan inadvertidos pero que conllevan un desequilibrio psicológico. Como no son identificados socialmente, cuando llegan a la consulta del especialista pueden encontrarse ya en una fase complicada.

OrtorexiaTrastorno ya algo conocido, se trata de la obsesión por la comida sana y de calidad hasta límites patológicos. El sujeto puede evitar ciertos alimentos, como los que contienen grasas, conservantes, o productos animales, y tener una mala alimentación y estar desnutrido.

VigorexiaTambién conocida, es la obsesión por el ejercicio para incrementar la musculatura con ayuda de dietas restrictivas y con suplementos proteicos y anabolizantes. Este desorden, más frecuente en el hombre que en la mujer, hace que quienes lo padecen perciban sus características físicas de manera distorsionada.

PotomaníaDeseo frecuente de beber gran cantidad de líquido de forma compulsiva y sensación de placer. Superar los 4 litros diarios puede llevar a una hiperhidrosis grave en especial si se hace en un corto periodo. A veces se asocia a la anorexia ya que beben agua para tener sensación de saciedad.


Seudorexia o PicaDeseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas como tiza, yeso, bicarbonato, algodón, pegamento, moho, ceniza de cigarrillo… Según el tipo de sustancia que se ingiera se le da nombre al trastorno siendo la geofagia o consumo de tierra el más estudiado.

EbriorexiaTendencia entre algunas adolescentes. Restringen su ingesta alimenticia para compensar el consumo de calorías que les proporcionan las bebidas alcohólicas cuando salen 'de marcha'.
Suelen estar muy informadas de la cantidad de calorías de los alimentos y de las bebidas, pero no
conocen la proporción y equilibrio de los nutrientes. Para evitar que el alcohol haga estragos tienden a comer dulces, snacks energéticos (como patatas fritas)… Una alimentación nada cardiosaludable.

SadorexiaProcede de la anorexia, bulimia y ortorexia combinado con un maltrato corporal y empleo de métodos de adelgazamiento masoquistas. También se conoce a este trastorno como "dieta del dolor".
Se emplea para llegar a una delgadez extrema con consecuencias catastróficas. Su perfil es el de personas con baja autoestima, deprimidas, que buscan la perfección y desean alcanzar lo imposible, lo que les puede llevar a la muerte.

PermarexiaTrastorno de la alimentación relativamente moderno donde la persona piensa que todo lo que come engorda y eso le lleva a probar diferentes dietas, muchas de ellas poco saludables, las llamadas "dietas milagro". Hay expertos que consideran que es el paso previo a la anorexia o a la bulimia. Se trata de un trastorno típicamente femenino.
          
BulimarexiaEs un proceso que alterna situaciones de hiperactividad y negaciones a comer típicas de la anorexia, con atracones y purgas clásicas de la bulimia. Las mujeres jóvenes suelen ser las más afectadas.
Sequedad en la piel, trastornos hormonales y cardiopatías son los problemas que aparecen en los primeros estadios de esta conducta. La presión social, las modas y la personalidad del individuo son los factores desencadenantes.

Síndrome del comedor nocturnoSe caracteriza por la ingesta por la noche de más del 25% del total de calorías que hay que tomar a diario, falta de sueño y anorexia matutina, poca o nula ingesta de alimentos en el desayuno. A la anorexia matutina le acompaña una hiperfagia (comer en exceso) en la tarde-noche con ingesta de más del 50% del total calórico después de la cena. Además provoca despertarse varias veces, ansiedad y tensión a la hora de ir a dormir.
  
Síndrome del descontrol alimentarioEs una forma incompleta de bulimia. Se trata de atracones pero sin conductas compensatorias o purgativas y con menos alteración perceptiva del propio cuerpo. Es más común entre mujeres jóvenes y también en personas obesas.
Se relaciona la ingesta rápida de una cantidad de alimento importante con una sensación de falta de control. Varias veces por semana. No existen prácticas purgativas. Se come sin hambre hasta sentirse desagradablemente lleno y se hace a solas por vergüenza, depresión o sentimiento de culpa.
  
ManorexiaEs la anorexia referida a los hombres que tienen pánico a engordar y se ven gordos. Suelen exagerar el deporte y restringir la dieta. Pueden sufrir este desorden los bailarines, modelos o presentadores de televisión.
  
PregorexiaAparece en las mujeres embarazadas a las que les horroriza engordar y hacen dietas. A veces, inducen el vómito. Es muy peligroso para la madre y para el hijo.
  
Si te sientes identificado/a con alguno de estos trastornos te recomiendo que acudas a un especialista para que te aconseje y te guíe.

Sunday, 18 November 2012

10 MITOS SOBRE NUTRICIÓN

1. El café deshidrata. Falso. No existe ningún estudio médico que demuestre que el café deshidrate. Es cierto que la cafeína es diurética y que, en altas dosis, puede aumentar las visitas al cuarto de baño, pero no más que cuando nos excedemos bebiendo agua. Hay personas a las que el café les produce un efecto diurético e incluso laxante, pero para que deshidrate tienes que tomar muchos cafés. Cada vez más investigaciones científicas demuestran que el café, en su justa medida (2 ó 3 tazas diarias), es beneficioso para la salud. Es un potente estimulante que activa nuestra percepción y la actividad intelectual, además de ser antioxidante, reducir el dolor de cabeza y ser muy rico en minerales como potasio, calcio y magnesio.
2. Si tomas algo después de la leche, sienta mal. Falso. Después de la leche nada eches", reza el refrán. Es cierto que la lactosa puede provocar problemas digestivos a determinadas personas, incluso producir intolerancia, pero eso no significa que la leche se vaya a "cortar" si tomamos otro alimento después de ella. Se trata, sencillamente, de una cuestión cultural, ya que, al final de cada comida, todos los alimentos acaban mezclándose en el estómago. Se trata, más bien, de una forma de ordenar las comidas. Al ser la leche un protector gástrico y calmante, nos ayuda a hacer las digestiones más fáciles.
3. Los huevos crudos alimentan más que los cocinados. Falso, a pesar de que los deportistas abusen de ellos pensando que mejorarán su estado físico y musculatura. No sólo podemos sufrir una salmonelosis, debido a las bacterias presentes en los huevos crudos, sino que los nutrientes del huevo se aprovechan mucho mejor si éste se ingiere cocinado. No sólo no alimenta más, sino que no todo el mundo lo tolera. Un huevo cocido, escalfado o a la plancha alimenta igual y está más rico.
4. La cerveza engorda. Falso. Es de sobra conocido el mito de la 'barriga cervecera', sin embargo, es bastante injusto con esta bebida milenaria elaborada a partir de cereales. De hecho, algunos estudios coinciden en que el consumo moderado de cerveza es beneficioso para la salud. Tanto es así que recientemente se ha incluido, con el vino, en la pirámide de alimentación saludable. Un par de cañas nos proporcionan hidratación inmediata, ácido fólico, fibra soluble y antioxidantes, además de contribuir a mejorar nuestra salud cardiovascular. Además, es diurética, depurativa y sólo tiene 90 calorías, bastante menos que un refresco de cola o de naranja. Pero con la cerveza es como con todo, en dosis excesivas, claro que engorda. Todos los días, tres o cuatro cañas es excesivo, y cuidado con la tapita.
5. Los alimentos integrales adelgazan. Falso. Las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados, sin embargo, son más sanos los integrales por su alto contenido en fibra y minerales. No adelgazan, sino que, al contener más fibra, regulamos la función intestinal y eliminamos más toxinas. Además, al ser saciante, evitamos comer más cantidad.
6. Salir de tapas engorda. Falso. Esta costumbre tan castiza se ha convertido en prohibitiva para la mayoría de personas que están a dieta, fundamentalmente por una elección errónea de las raciones. Existen en las cartas de los bares muchas tapas que podemos comer sin preocuparnos del régimen. Para picar, proponemos sepia a la plancha, mejillones a la vinagreta, boquerones en vinagre e incluso cantidades moderadas de jamón, lomo y queso. Todas estas elecciones son equilibradas para una persona que lleve a cabo una dieta estándar y son tan sabrosas que se pueden compartir sin mayores problemas con los amigos. Además, en la mayoría de los locales ya empiezan a incluir ensaladas variadas para completar un menú sano y equilibrado también fuera de casa. "Irte de tapas no tiene por qué engordar, lo que engorda son los malos hábitos".
7. La fruta, como postre, engorda. Falso, pero con matices. Los dietistas suelen recomendar comer la fruta fuera de las comidas, nunca como postre, pero eso no significa que de esta manera "nos vaya a engordar". La comamos antes, durante o al final de la comida, la fruta tiene siempre el mismo aporte calórico.
8. Para bajar de peso, es importante hacer cinco comidas diarias. Verdadero. "Para alimentarte bien es mejor comer muchas veces y poca cantidad. En efecto, no tiene ningún sentido, y además, no es sano, saltarse el desayuno o la cena con el fin de adelgazar más rápido. Lo ideal es hacer cinco ingestas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Este sistema, eligiendo alimentos adecuados, sanos y bajos en grasa, nos permite llegar a la mesa con menos hambre, evitando los atracones. Además, comer cada pocas horas favorece la digestión y, psicológicamente, nos ayuda a pensar menos en la comida.
9. El chocolate provoca acné. Depende. El chocolate procede del cacao, un fruto rico en grasas, pero también en otros nutrientes beneficiosos para la salud. En dosis reducidas, es una fuente magnífica de energía, antioxidantes, flavonoides y minerales (hierro, fósforo, magnesio). Sin embargo, no deja de ser grasa. La cosa se complica al mezclarlo con leche, ya que se duplica su contenido en calorías al añadir grasas animales de la leche al producto. Aunque no existen pruebas que relacionen el consumo de chocolate con la aparición del acné. El chocolate es tóxico para mucha gente y eso se nota en la piel. Muchas veces la respuesta del organismo a ese exceso de grasa es eliminarla por la piel, generando impurezas. Eso sí, no tiene nada que ver con el acné juvenil.
10. El zumo de limón o pomelo en ayunas es antigrasa. Falso con matices. Muchos regímenes depurativos o dietas milagrosas fundamentan sus resultados en el supuesto poder antigrasa de los cítricos, especialmente del limón y del pomelo. No cabe duda de que estas frutas son muy beneficiosas para el organismo, especialmente por su alto contenido en vitamina C, un antioxidante natural que nos protege de las agresiones externas y retrasa el envejecimiento. Pero no está demostrado que su ingesta nos ayude a quemar grasas o a hacerlo más rápidamente. Los cítricos son antioxidantes y desintoxicantes, y, si se toman a primera hora, es como incorporar un limpiador a nuestro tubo digestivo. Elimina impurezas y prepara el organismo para lo que venga después. Podemos concluir, por tanto, que no está de más añadir un zumo de cítricos al desayuno nada más empezar la jornada diaria.

MITOS SOBRE NUTRICIÓN

Monday, 12 November 2012

DÍA MUNDIAL CONTRA LA OBESIDAD

Hoy se celebra el Día Mundial contra la Obesidad, una de las principales preocupaciones de las sociedades modernas en la última década que se está viendo agravada por la crisis.
Según el informe "Generación XXL", publicado por la compañía IPSOS, la crisis está disparando los casos de obesidad y es que el 17 % de la población considera que el principal inconveniente para llevar a cabo un estilo de vida más saludable es el precio de algunos productos, que les resultan caros, algo que ha hecho cambiar la dieta de muchas familias.

Sunday, 11 November 2012

ERRORES MÁS COMUNES EN LAS DIETAS DE LOS CORREDORES

-          Correr en ayunas. Es una mala práctica salir a correr en ayunas porque vaciamos las reservas de glucógeno muscular, nuestro rendimiento baja y enlentecemos la recuperación después del ejercicio

-          No tomar nada después de correr. Durante la primera hora después del ejercicio es muy importante tomar hidratos de carbono (hc) para recuperar los niveles de glucógeno y que la recuperación sea óptima

-          Exceso de proteínas en la dieta. No hace falta hacer una dieta rica en proteínas, deben seguir una dieta equilibrada potenciando los porcentajes de hidratos de carbono

-          Exceso de suplementos. Si seguimos una alimentación equilibrada, adaptada para cada corredor, no es necesario tomar suplementos proteicos ni de hc. Las consecuencias son sobrecargas hepáticas y renales

-          Consumo excesivo de agua. Después del ejercicio es muy común tomar un exceso de agua con la intención de recuperar el líquido perdido. Pero es mejor tomar pequeñas cantidades a lo largo de la primera hora que tomarse 1 litro seguido de agua tras el ejercicio. El organismo no es capaz de asimilar tal cantidad en tan poco tiempo y acaba eliminándolo por la orina

-          Reemplazar comidas por barritas de cereales y/o batidos de proteínas. Con una alimentación equilibrada y adaptada a cada corredor no es necesario el consumo de este tipo de complementos. Las barritas sustituirían a los hc (pasta, arroz, pan y patata) y las barritas a las proteínas (carnes, huevos, pescados y lácteos)

ÍNDICE DE MASA CORPORAL

El IMC (índice de masa corporal) es un valor o parámetro que establece la condición física saludable de una persona en relación a su peso y estatura.

Un IMC superior a 25 indica sobrepesoacude al dietista para controlar tu peso y ganar en salud.

¿Cómo calcularlo?
Divide tu peso (en kg) entre tu estatura (en cm) al cuadrado

  • valores por debajo de 16 indica desnutrición
  • valores entre 16 y 18 indican signos de alarma ante una posible desnutrición
  • valores entre 18 y 20 indican delgadez
  • valores entre 20 y 25 indican normopeso
  • valores entre 25 y 30 indican sobrepeso
  • valores entre 30 y 32 indican obesidad de 1r grado
  • valores entre 32 y 35 indican obesidad de 2º grado
  • valores por encima de 35 indican obesidad de 3r grado o mórbida
Estos valores son indicativo y no diagnósticos, consulta con tu dietista para que te realice un estudio personalizado y adapte tu alimentación a tus necesidades.

Friday, 9 November 2012

NUTRIENTES ANTIDOLOR

El dolor es un instrumento importante para nuestro organismo, dado que actúa como señal de alarma, informándonos de que algo no marcha bien. Sin embargo, el lado negativo es que puede dañar seriamente la calidad de vida de una persona, y no sólo cuando el dolor es intenso, sino también cuando es ligero, pero prolongado en el tiempo.
Según han demostrado diversas investigaciones científicas, incluir en la dieta determinados alimentos sirve para aliviar dolores habituales, de forma que los nutrientes se convertirían en un medio más para luchar contra ellos.
Ácidos grasos omega 3
Eficaces con… Se utilizan para tratar el dolor asociado con diversos procesos inflamatorios, por lo que sirven de tratamiento de apoyo en casos de artritis reumatoide, menstruación dolorosa o dolor articular. Asimismo también alivian otros problemas de índole dermatológico como eccemas atópicos y psoriasis.
Expertos del Centro de Artritis Johns Hopkins reconocen que un suplemento nutricional procedente de aceites de pescado puede ayudar a disminuir el uso de antiinflamatorios no esteroideos.
Los encontramos en… pescados azules como el salmón o la caballa, en semillas como el lino y en frutos secos como las nueces.
Isoflavonas
Eficaces con…Se han mostrado efectivas contra la inflamación y, más en concreto, se considera que pueden aliviar el dolor de senos relacionado con la menstruación.
Las encontramos en… la soja y sus derivados, legumbres, cerezas, uvas, moras y té verde.
Calcio
Eficaz con… relaja el tejido muscular liso y refuerza la capacidad de reacción de los nervios, siendo adecuado para combatir dolores de cabeza, dolor nervioso y síndrome premenstrual.
Lo encontramos en… leche y productos lácteos, pescados azules, frutos secos, vegetales de hoja verde… Para garantizar su absorción, es importante que tomemos suficiente vitamina D
Vitamina C
Eficaz con… se utiliza en el tratamiento de las quemaduras graves: como solución sobre las superficies quemadas y como suplemento, aliviando el dolor y favoreciendo una cicatrización más rápida de las heridas y de las quemaduras. También alivia el dolor de enfermos de cáncer, en el caso de dolores óseos y de aquellos que tienen su origen en la inflamación de las articulaciones, ligamentos o cartílagos.
 La encontramos en… pimientos, tomates, brócoli, repollo, cítricos y otras frutas como kiwi o fresas.
Vitamina del grupo B
Eficaces con… las vitaminas del complejo B (B1, B6 y B12) estimulan el funcionamiento adecuado del sistema nervioso y, según han demostrado diversas investigaciones, ofrecen una acción antiinflamatoria y analgésica. Lo más habitual es que se usen combinadas para potenciar su efecto. Están indicadas especialmente para los dolores en manos, brazos, hombros, pies o piernas que sean producto de daños en los nervios periféricos. También en inflamaciones de las articulaciones, cartílagos, etc.
Las encontramos en… la levadura de cerveza, los vegetales de hojas verdes como las espinacas, el brócoli y la col rizada o en los cereales integrales.
Vitamina D
Eficaz con… el dolor neuropático y frente al dolor de espalda
La encontramos en… pescados grasos (sobretodo sardinas, boquerones, atún, bonito fresco, etc.), quesos grasos, mantequilla, champiñones, yema de huevo, leche o yogur.
Fibra dietética
Eficaz con… un estudio realizado entre mujeres japonesas ha relacionado un consumo alto de fibra dietética con una menor incidencia de las molestias menstruales. Una hipótesis para explicar dicha conexión es que la fibra podría hacer que disminuyeran los niveles de estrógenos y es, precisamente, la reducción de estas hormonas lo que producirá estos efectos analgésicos.
La encontramos en… frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, salvados, etc.
Magnesio
Eficaz con… ejerce un efecto anestesiante sobre el sistema nervioso central, ya que el magnesio desempeña un papel vital en la síntesis de la mielina alrededor de los nervios y sin ella éstos se vuelven sensibles al dolor. De hecho, su deficiencia está asociada con los calambres musculares.
Lo encontramos en… pipas de girasol, frutos secos como almendras, avellanas, cacahuetes, pistachos, nueces, etc.), germen de trigo, legumbres (soja, garbanzos, judías blancas, etc.), chocolate y cacao.

Wednesday, 7 November 2012

LA DIETA MEDITERRÁNEA

Desde hace ya algunos años se habla mucho de la dieta mediterránea. Pero realmente sabemos ¿en qué consiste y cuáles son sus beneficios?
¿Cuáles son sus beneficios?
Ø  Evita la obesidad y las enfermedades cardiovasculares ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
Ø  Es un aliado contra la diabetes debido a que una alimentación rica en hidratos de carbono complejos y aceite de oliva hace que los niveles de glucosa de nuestro cuerpo se regulen.
Ø  No hay que olvidar que es una dieta rica en antioxidantes debido a la cantidad de vitaminas y polifenoles que contienen los alimentos que se ingieren. Esto evitará un envejecimiento prematuro de las células.
Ø  La ingesta de aceite de oliva y grasas omega 3 previene la aparición de cáncer de mama y de colon. Además de aportarnos un bienestar general, ya que son dos reguladores de nuestro organismo que participan activamente en la eliminación de residuos y toxinas del organismo.
Ø  Hasta el alcohol, tomado de manera moderada, es un buen aliado para evitar enfermedades cardiovasculares.
Pero, ¿en qué consiste la dieta mediterránea?
Ø  La alimentación mediterránea, rica en verduras, hortalizas, fruta fresca y frutos secos, legumbres, pescado, derivados del trigo y aceite de oliva, se considera un tipo de alimentación muy saludable y equilibrada.
Ø  Para facilitar el equilibrio alimentario es conveniente realizar entre tres y cinco comidas al día que se complementen entre ellas.
Ø  El desayuno es una comida decisiva en el equilibrio alimentario, pero debe ser completo, con:
Ø  Lácteos: leche, yogur, queso …
Ø  Cereales: pan, galletas, cereales de desayuno…
Ø  Fruta fresca: entera, troceada, zumos…
Ø  La comida y la cena deben ser comidas complementarias, y hay que evitar la repetición de alimentos y preparaciones.
Ø  El consumo de vino es opcional, únicamente para adultos, tomado con moderación durante las comidas y en el contexto  de una alimentación equilibrada.



En la alimentación diaria, deberíamos…
  • Potenciar el consumo de frutas, verduras y hortalizas.
  • Incluir más a menudo las legumbres y los frutos secos.
  • Priorizar el consumo de pescado, y moderar el de carnes, especialmente las más grasas. El huevo es una buena alternativa a la carne o al pescado.
  • Tener en cuenta que alimentos como el pan, la pasta, el arroz y las patatas son básicos.
  • Escoger, siempre que sea posible, el aceite de oliva, tanto para cocinar como para aliñar.
  • Priorizar el agua ante otras bebidas.

Unos buenos hábitos alimentarios y una actividad física regular incrementan nuestro nivel de salud.

Thursday, 16 August 2012

Qué comer cuando se tiene gastroenteritis

Con el calor es muy probable que algún miembro de la familia sufra algún episodio de gastroenteritis. Por ello hay que extremar las medidas de higiene a la hora de preparar y comer los alimentos. También hay que tener cuidado con los alimentos y platos que elegimos en restaurantes (evitar salsas y verduras crudas).
El reposo, el ayuno y la ingesta abundante de líquidos son las tres claves para aliviar infecciones gastrointestinales provocadas por E. coli o salmonelas.

El tratamiento dietético, tanto si la infección gastrointestinal es provocada por bacterias (E. coli, salmonelas, …) o virus (enterovirus), es sencillo: reposo, ayuno y abundante líquido, aunque no siempre resulta efectivo si la infección es más grave y precisa tratamiento médico. Los síntomas comunes en las infecciones gastrointestinales son náuseas repentinas, ganas de vomitar y diarrea, acompañadas de molestias estomacales, debilidad y malestar general y, en ocasiones, fiebre. Una dieta adecuada, astringente y sin fibra, junto con una buena hidratación mediante una mayor ingesta de bebidas isotónicas o de suero oral, alivia los síntomas y acelera la recuperación.
El reposo y una dieta líquida son las claves para que una gastroenteritis, que incluye el conocido como "síndrome de las 24 horas", remita. A menudo, no es necesario tomar medicamentos para superar la infección, salvo un analgésico si el dolor de cabeza es intenso y persiste o si sube la fiebre.
  Primer paso: dieta líquida. Conviene beber abundante líquido para ayudar a eliminar los gérmenes del cuerpo y, al mismo tiempo, prevenir la deshidratación. El agua con limón (hay a quien le resulta más agradable que el agua sola), las infusiones digestivas o relajantes (manzanilla, hinojo, melisa, tila o hierbaluisa), el suero oral o las bebidas isotónicas comerciales son opciones distintas para beber abundantes líquidos a lo largo del día. Si las náuseas y las molestias digestivas persisten, ayuda tomar pequeños sorbos de refresco de cola sin gas.

Yogur con bifidobacterias. A medida que los vómitos o la diarrea cesan, se inicia la alimentación sólida con leches fermentadas desnatadas con bifidobacterias (yogures bio para recuperar la flora intestinal perdida). Serán la base de la dieta durante las primeras 12-24 horas. Es probable que pasado un día no se tengan molestias digestivas, aunque siga la inapetencia. No pasa nada, no hay que forzar al cuerpo. La falta pasajera de apetito no supone ningún trastorno mayor para el cuerpo que la propia desgana y debilidad. En general, en dos o tres días se vuelve a la normalidad. Cuando cesen los síntomas, no hay más norma dietética que dejarse llevar por el sentido común y por lo que pide el cuerpo, que con toda seguridad serán comidas livianas, sin condimentos, suaves y en pequeña cantidad.

Dieta astringente y sin fibra
En el periodo agudo, tras la pausa de reposo digestivo (ayuno), la característica de la dieta es la introducción progresiva de alimentos de carácter astringente y sin residuo (sin fibra), con el fin de normalizar el funcionamiento intestinal.
Cuando la evolución es favorable, hay que recuperar una alimentación normal. Se inicia la dieta con alimentos secos que necesiten buena masticación, como biscotes o pan tostado, tortas de arroz, arroz blanco, patata y zanahoria cocidos, jamón cocido, tortilla bien cuajada, pechuga de pollo hervida o a la plancha, pescado blanco (merluza, pescadilla, bacalao, perca o gallo) y pequeñas porciones de fruta fresca bien madura, como la pera, la manzana o el plátano.

Para reducir la cantidad de fibra o residuo:
-          Evitar alimentos ricos en fibra: verduras, frutas, legumbres, frutos secos, frutas desecadas y productos integrales
-          Preferir la fruta cocida o al horno sin piel, en almíbar sin el jugo o bien en forma de zumos colados no ácidos y sin azucarar
-          Incrementar la cantidad de alimentos ricos en pectina, fibra soluble con efecto astringente: manzana rallada y oscurecida (oxidada), pera cocida, patata hervida “chafada”, membrillo o plátano maduro.

MENÚ PARA RECUPERARSE DE LA GASTROENTERITIS
- Desayuno: uno o dos yogures desnatados con bifidobacterias y un té reposado (mínimo 3 minutos). Compota de manzana o manzana asada.
- Almuerzo: pan tostado untado con membrillo, abundante líquido (infusión, agua, bebida isotónica).
- Comida: arroz blanco con calabaza, zanahoria y cebolla. Pechuga de pollo a la plancha con limón. Pan tostado e infusión digestiva.
- Merienda: pan tostado con plátano. Yogur con bifidobacterias.
- Cena: sopa de sémola con zanahoria y puerro. Tortilla de jamón york. Pan tostado e infusión digestiva.
  La leche, los alimentos con fibra (ensaladas, frutas con piel, verduras flatulentas, legumbres o cereales integrales) y los alimentos o los platos con más grasa o más condimentados se reservan para más adelante.

Wednesday, 15 August 2012

Cinco cambios en la dieta del verano que aún estás a tiempo de hacer

En verano, es importante suministrar nutrientes protectores a la piel frente a la acción oxidante de los rayos del sol que la agreden, es necesario garantizar una hidratación suficiente y, por supuesto, disfrutar con la comida sin que ésta nos enferme ni sea el origen de sentimientos de culpa sobre la báscula.

En verano, es posible disfrutar de todos los manjares que nos brinda la naturaleza, sin llevarse el sobresalto al final de esta época por los kilos ganados, los desajustes en el colesterol, el ácido úrico o el azúcar. La clave está en identificar las costumbres poco sanas, que se repiten durante el verano, y abrir la mente y la boca a nuevas propuestas alimentarias, diferentes a las habituales, pero tan gustosas como estas. O más.

Ensaladas, algo más que tomate. El tomate es tal vez la hortaliza más esperada de los meses veraniegos. Las ensaladas, los gazpachos y los zumos elaborados con tomates de temporada en su punto de sazón y recién recolectados tienen un sabor inigualable. Sin embargo, quienes padecen de dolencias articulares deben consumirlos con moderación consumirlos con moderación, al igual que otras hortalizas de su familia (solanáceas), como los pimientos, las berenjenas y las patatas. En estos casos, se propone disfrutar con otras alternativas también gustosas como los pepinos, las lechugas, las endibias o las espinacas crudas en ensalada.

Legumbres, sin falta. El calor y el bochorno que acompañan a muchos días veraniegos ocasionan que las legumbres pierdan presencia en los menús semanales. No obstante, el compendio de nutrientes que reúnen estos alimentos es insuperable, de modo que su consumo semanal es obligado. El secreto para incluirlas como plato de verano es cambiar su forma de presentación y elaboración. Los estofados y guisos, que en los días fríos calientan el cuerpo y resultan tan contundentes, se sustituyen en verano por otras propuestas: ligeras sopas, sabrosas cremas frías o templadas o ensaladas frías.

Barbacoas vegetarianas y de pescado. Las barbacoas son, en verano, el pretexto más buscado para el encuentro familiar o con amigos. Pero también son un momento idóneo para sorprender a los invitados con la originalidad. Algunas opciones para ello son las barbacoas vegetarianas (verduras carnosas a la parrilla como berenjenas, calabacines, etc.) y deliciosas propuestas de pescados asados a la parrilla (sardinas de temporada, bonito a la plancha, lomos de rape, brochetas de pescado, de langostinos o gambas). Estas propuestas no tienen que ser la comida exclusiva del encuentro, pero sí pueden formar parte de la oferta gastronómica para quienes prefieran optar por comer más ligero que en las tradicionales barbacoas. Incluso, es posible asar la fruta en la barbacoa, que bien puede servir de original guarnición dulce.


 Helados naturales y de frutas. La gama de helados que ofertan tiendas y chiringuitos es de sobra conocida. El nexo común es: muchas calorías, grasas y azúcares en un pequeño, aunque delicioso bocado. La propuesta más sana y liviana consiste en preparar helados, granizados, sorbetes, batidos y jugos bien fríos con las frutas de temporada, como las cerezas, el melocotón, las fresas, la sandía o el albaricoque.

Té frío de postre o entre horas. Los tés, en toda su amplia gama (blanco, verde, rojo, negro), resultan refrescantes, proporcionan el estímulo esperado y calman la sed si se sirven también fríos, acompañados de hielo picado en forma de granizado o mezclados con jugo de limón.

En verano, las mismas calorías que el resto del año
En verano no precisamos ni más ni menos calorías que durante el resto del año, salvo que el ritmo y la intensidad en la práctica de actividad física sean muy superiores. No obstante, el mayor movimiento motivado por los baños en la piscina, los paseos por la playa o la montaña o los juegos no justifican que se deba comer más.

Pero sobretodo disfruta del verano!!

Dietista Badalona
Dietista Barcelona
Dietas
perder peso
adelgazar

Wednesday, 18 July 2012

A DIETA EN VACACIONES: NOS VAMOS DE HOTEL

Ir de vacaciones a un hotel no es la alternativa más segura si se sigue una dieta en la que no conviene saltarse las indicaciones de tu dietista. Pero no es una misión imposible.
Cuando se prevé un viaje uno de los asuntos que ocupan la mente es qué comer. Según las circunstancias personales y de salud, si se viaja con niños o se tiene más independencia, el destino y el tipo de alojamiento es un condicionante. La opción del hotel tiene ventajas para nuestra comodidad pero hay que saber elegir bien para no ganar el peso que hemos perdido.

Desayuna como en casa
El desayuno de bufet libre es demasiado tentador y debemos ser firmes para no caer en la tentación. Aunque estés de vacaciones tus hábitos no tienen por qué estarlo. Intenta desayunar como en casa:
a)      Café con leche, cereales, y algo de fruta.
b)      Zumo natural, tostadas y mermelada
c)      Café con leche, tostadas y jamón york
Evita caer en la tentación de los fritos (bacon, huevos, salchichas…) y la bollería. Elige un día para tomar alguno de estos alimentos pero combínalos con tu desayuno normal, es decir, si decides comer un día bacon, que tu desayuno sea así: café con leche + 1 rebanada de pan tostado + 2 lonchas de bacon + fruta. Y si decides comer bollería, toma sólo una pieza y elige también algo de fruta.
Coge algo de fruta para la media mañana o unas tostadas

Comida
La hora de la comida es muy importante. Intenta comer temprano para evitar llegar al bufet con demasiada hambre.
El primer día siempre se ve todo muy tentador, pero piensa que cada día hay más o menos lo mismo y no hace falta que lo pruebes todo el primer día.
Intenta que haya siempre en la mesa ensalada para picar, si la comes de primer plato mucho mejor. Siempre hay muchos ingredientes para hacerte ensaladas variadas todos los días (tomate, lechuga, pepino, zanahoria, lechuga, escalora, pimientos, zanahoria, maíz, espárragos, alcachofas, jamón dulce, atún, huevo duro, pasta, arroz, aceitunas, etc.)
De segundo plato elige carne o pescado a la plancha o al horno. Si es con salsa intenta no comerla.
Opciones de menú:
a)      ensalada variada + arroz (paella o fideuá) o pasta con poca salsa + fruta
b)      ensalada + arroz o pasta (en plato de postre) + carne o pescado a la plancha + fruta

Merienda
La merienda es una oportunidad para refrescarnos y a la vez comer algo para no tener tanto apetito a la hora de la cena.
Opciones:
a)      vaso pequeño de horchata
b)      helado de vainilla, nata o limón (si es sin azúcar mejor)
c)      granizado
d)      café con leche o café con hielo + galleta
e)      1 pieza de fruta + yogur desnatado
f)       tostadas con jamón york, jamón serrano o queso
Como ves hay muchas posibilidades…

Cena
Si hemos tomado algo para merendar la hora de la cena no será demasiado tentadora. Intentaremos hacer una cena ligerita, os propongo diferentes opciones:
a)      verdura (hervida, salteada, plancha, horno, etc.) + carne o pescado plancha u horno + yogur desnatado
b)      crema de verduras + carne o pescado + yogur
c)      ensalada + carne o pescado con verduras plancha + yogur

Conclusión: con un poco de organización y esfuerzo, se puede llevar una alimentación equilibrada aunque nos vayamos de hotel.

Camina, nada, corre, baila,… haz algo de ejercicio para compensar los posibles excesos y así acabarás el verano con el mismo peso del principio o a lo mejor te sorprendes y pesas incluso menos!!

DietetiK te estará esperando a la vuelta de las vacaciones para ayudarte a conseguir tus objetivos!

FELIZ VERANO!!