Thursday, 26 February 2015

Manzanas, me ayudan a adelgazar?

Si aún estás pensando en cómo quitarte esos quilos que ganaste en Navidad te voy a dar algún consejo para que lo consigas.
En DietetiK no pensamos que hacer una dieta muy restrictiva e hipocalórica sea la solución ya que lo único que nos aporta es estar de mal humor y sensación de estar “castigados” haciendo dieta. Apostamos por mejorar los hábitos alimentarios de cada persona para mejorar su salud, que puedan bajar peso y que no tengan esa sensación tan odiosa de “estar a dieta”.
¿Cómo se consigue eso? Pues es relativamente fácil. En este proceso no sólo hay que incluir la parte física (aparato digestivo) del proceso de nutrición, sino también la parte psicológica que juega un papel muy importante, por no decir fundamental.
Debemos tomar alimentos que nos aporten un equilibrio nutricional sin descuidarnos de aquellos que nos dan placer al tomarlos. Normalmente este placer nos lo aportan los dulces, ya que en las dietas bajas en calorías los hidratos de carbono brillan por su ausencia y nos hacen tener más ansiedad.
Uno de los alimentos estrella podría ser la manzana, siempre asociada al hecho de hacer dieta, pero le podemos dar otra visión más atractiva. Sí que es verdad que tomarla entera es una buena opción para saciarnos ya que nos aporta gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. Contiene pocas calorías y mucha fibra soluble que nos ayuda a controlar el colesterol y a combatir el estreñimiento.
Pero con ella también podemos hacer repostería casera que nos aporta muchas menos calorías que la industrial y podremos darnos un capricho de vez en cuando. También podemos incluirlas a la hora de hacer salsas o aperitivos (chips de manzana).





Y para hacer este tipo de elaboraciones culinarias nada mejor que utilizar los mejores ingredientes como las manzanas Val Venosta procedentes de los Alpes Italianos tienen muchas variedades de colores, amarillas, verdes y rojas. Y dependiendo de la variedad también encontramos diversidad de sabores, desde más dulce a más ácida, y la textura, desde más crujiente a más arenosa.
Las manzanas Val Venosta tienen muchas variedades Fuji, Gala, Red Delicious, Golden, Pinova, Jonagold y Morgenduft. Seguro que con tanta diversidad encontramos la manzana Val Venosta idónea.
Post Patrocinado



Friday, 20 February 2015

Oler limón previene el cáncer

Oler limón para prevenir el cáncer

Hace pocos días hemos visto en las redes sociales como una conocida presentadora de televisión, últimamente más conocida por sus meteduras de pata que por sus aciertos, tenía que rectificar una afirmación que realizó al asegurar que oler un limón prevenía el cáncer.
Pero, de dónde viene esta afirmación? En qué se basó para asegurarlo?

La metedura de pata parte de la idea de que la aromaterapia puede prevenir incluso curar ciertas enfermedades, consiste en aprovechar los aceites esenciales extraídos de plantas y frutos y mediante su olor establecer el equilibro de la mente y el cuerpo.
Hay quien dice que el olor transporta bacterias u organismos que actúan positivamente contra las bacterias dañinas de nuestro cuerpo, pero científicamente, una vez más, no hay nada demostrado.
La explicación más lógica parte de la idea de que la aromaterapia no reemplaza a la medicina tradicional sino que la acompaña y hace que sus efectos sean más rápidos y duraderos porque llegan a la raíz emocional despertando nuestras propias energías de curación.

Ayuda a eliminar los efectos desagradables o tóxicos de los tratamientos alopáticos necesarios. Nos armoniza y nos fortalece para poner "de nuestra parte" la energía necesaria para la curación.
Los aromas actúan en nuestro interior por asociación de imágenes, evitando la intervención de nuestra parte consciente que todo lo analiza y todo lo traduce a palabras comprensibles.

Estamos hablando de energía, sentirnos mejor, emociones, por lo tanto una vez más estamos ante un posible placebo psicológico.
El estudio en cuestión, que citaba la presentadora, se basa en que un componente del limón podría inhibir el crecimiento de células cancerosas en cultivos de laboratorio.

Pero la realidad es que no se han realizado pruebas en animales ni, por supuesto, ensayos clínicos en personas, por lo que afirmarlo en una televisión pública y delante de tantas personas no se puede considerar más que un acto frívolo.
Hay muchas formas, las cuales se han demostrado científicamente, que pueden ayudarnos a prevenir el cáncer, nosotros siempre apostamos y recomendamos la misma, llevar una vida sana, una alimentación saludable y reducir el estrés al máximo. Es la prevención más segura que podemos realizar, el resto es cuestión de suerte que te toque esta maldita lotería.

Tuesday, 17 February 2015

Ventajas que nos aporta el pomelo


Hoy os hablaré de este futo, rico en nutrientes y vitaminas y por el cual mucha gente me pregunta si es bueno consumirlo cuando se está haciendo dieta.
El pomelo es un cítrico rico en nutrientes, vitaminas y ácido fólico, es habitual en las dietas de adelgazamiento por su poder diurético.


Otras de sus virtudes es que es beneficioso si padeces diabetes  y puede reducir algunos efectos en el caso de que estés recibiendo un tratamiento oncológico por su efecto sobre determinados medicamentos como la rapamicina.
En cuanto al contenido, se compone principalmente en un 90% de agua y eso le da una gran capacidad para saciar el estómago, por lo que ayuda a reducir la sensación de hambre.

En cuanto a calorías su aportación calórica es inferior a la de otros cítricos, como la naranja, la mandarina o el limón.
Otra de las virtudes que se le atribuye es que algunos de sus compuestos podrían actuar favorablemente sobre los niveles de insulina, una hormona relacionada con la diabetes o la acumulación de la grasa corporal.

Sus efectos adelgazantes pueden ser útiles siempre y cuando el pomelo se incluya dentro de una dieta bajo supervisión de un nutricionista, que sea personalizada, variada, suficiente en calorías y que enseñe a comer bien.
Pero nunca se debe considerar el pomelo como el ingrediente único o mayoritario de la dieta, como proponen algunas dietas drásticas, ya puede ocasionar carencias y desequilibrios nutricionales.

Una cosa muy importante es que se ha demostrado que el pomelo no quema grasa por sí solo, este fruto ayuda a bajar de peso, pero “no es una solución mágica para adelgazar”. No hay evidencia alguna de que el pomelo contenga enzimas que quemen la grasa corporal. Ya que ayuda a perder peso a través de la eliminación de líquidos, pero no porque sea un quemador de grasa natural.
Beneficios para la diabetes y tratamientos contra el cáncer

Según estudios científicos, un antioxidante relacionado con el sabor amargo del pomelo consigue aumentar la sensibilidad a la insulina. Contiene una sustancia denominada naringenina, también presente en otros cítricos, que es capaz de activar una serie de proteínas que ayudan al hígado a descomponer los ácidos grasos mejorando la situación de los pacientes con diabetes.
Tomar un vaso al día de zumo de pomelo (237 mililitros) permite a los pacientes reducir la dosis de rapamicina, utilizada también en los receptores de trasplantes y obtener los mismos beneficios.

Por ultimo,  como experta, es mi obligación indicar que las virtudes nutritivas y para la salud del pomelo están comprobadas, pero es muy importante tener en cuenta que cuando se toman medicamentos y se consume este cítrico con frecuencia y en abundancia, hay que ponerlo en conocimiento del médico para evitar posibles interacciones.
como veis son muchas las virtudes del pomelo.

 

 

Friday, 6 February 2015

¿Es posible curar el cáncer cambiando la alimentación?

Aprovechando que esta semana ha sido el día mundial contra el cáncer me gustaría escribir un artículo acerca de la relación entre nuestra alimentación y el cáncer.

Son muchos los artículos, opiniones o comentarios en los que se habla de curar el cáncer cambiando la alimentación.
Sinceramente, permitidme mostrar mi escepticismo frente a este tema. Quizá el problema se halla en utilizar la palabra curar cuando la correcta sería prevenir.

Una vez que te han diagnosticado cáncer, los alimentos no te lo van a curar por si solos, sí que existe una explicación científica para afirmar que variar la alimentación puede ralentizar su crecimiento pero de ahí a curar…
He oído hablar de tratamientos milagrosos como dejar de comer prácticamente de todo porque las células malignas se nutren de los alimentos y si no alimentamos estas células malignas el tumor no crece y desaparece.
Son bulos infundados, realmente la alimentación nos puede ayudar a luchar contra el cáncer pero estamos hablando siempre de prevención nunca de curación.



Lo cierto es que los alimentos que comemos, las cantidades y cómo se cocinan establecen las bases de una dieta equilibrada, que pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer y mejorar la calidad de vida de los pacientes que lo sufren.

Hay muchos estudios que demuestran la capacidad de ciertos alimentos para prevenir enfermedades como el cáncer y otros tantos que demuestran la relación entre una dieta excesiva en un determinado alimento como las grasas o carnes rojas y la posibilidad de sufrir un determinado tipo de cáncer.
aquí os dejo un Link de un artículo anterior donde os hablo de esos alimentos que ayudan a prevenir: 
Otros estudios demuestran una relación directa obesidad-cáncer, por lo que prevenir la obesidad sería otra forma de luchar contra esta enfermedad. Aunque, cierto es, que esta relación entre obesidad y cáncer tampoco se puede considerar 100% causa-efecto, ya que hay otros factores que influyen, pero lo demostrado científicamente es que una alimentación variada reduce las posibilidades de enfermar.

Respecto a la alimentación una vez has recibido un diagnóstico de esta enfermedad:
Es importante mantener unos hábitos de vida saludables y modificarlos si es necesario, pero no porque vaya a curarte el cambio de alimentación directamente, sino porque se necesita que el cuerpo esté alimentado correctamente para combatir la desnutrición y el deterioro inmunitario (bajada de defensas) provocados por el tratamiento o la propia enfermedad.
Por ello se concibe la alimentación como parte del tratamiento de esta enfermedad, pero no debe ser el único tratamiento; la calidad de vida, la prescripción médica y el tratamiento médico son fundamentales para vencer esta enfermedad.

Finalmente, sustituir los alimentos no es la única prevención que debemos realizar, hay otros hábitos como la forma de cocinar (intentando que sea lo más sana posible) y el sedentarismo (reducción estrés, ejercicio y vida saludable) que no ayudarán con la prevención de esta enfermedad.
Desde este blog os animo a que os planteéis realmente si necesitáis realizar un cambio en vuestros hábitos, no sólo de alimentación si no de vida en general para prevenir enfermedades como estas en el futuro.