Thursday, 31 January 2013

SORTEO GRATIS!!!

SORTEO GRATUITO!!

Como ya sabéis este mes hemos cambiado el aspecto del blog, para celebrarlo hemos pensado haceros un regalo.

Vamos a realizar un sorteo entre todas las personas que se suscriban a nuestro blog durante el mes de febrero.

El premio es un servicio de dietista para un mes entero, incluyendo una dieta personalizada, 4 seguimientos y las consultas que necesites realizar a tu dietista.

El único requisito necesario para participar es que te suscribas a nuestro blog, la suscripción es gratuita y con ella recibirás en tu email todos los artículos que publiquemos, una forma más de estar enterado de todo lo que ocurra en nuestro blog.

Ya lo sabes aprovecha esta oportunidad de disponer de este servicio gratis para ti!!

Wednesday, 30 January 2013

6 Consejos para perder peso

Os dejos unos consejos para perder peso de forma segura.

1. Márcate objetivos a corto plazo. Si tienes mucho peso que perder plantéate como primera meta perder 5 kg.
2. Márcate objetivos reales. Si te sobran 10 kg no pretendas perder 15 kg, no lo lograrás y además pondrás en riesgo tu salud.
3. No tengas prisa. El peso que pierdas rápidamente lo recuperarás igual de rápido e incluso un poco más (efecto rebote o yo-yo).
4. Haz ejercicio. No hace falta que te apuntes a un gimnasio, con caminar unos 40 minutos diarios a buen ritmo ya es suficiente (pero sin parar, nada de ir paseando o mirando escaparates...)
5. Bebe suficiente agua. Lo recomendable es beber de 1,5 a 2 litros de agua (unos 6-8 vasos). Si no te apetece agua también puedes tomar infusiones (sin azúcar) frías o calientes.
6. No te obsesiones con la báscula. Pesarse una vez a la semana es suficiente. Intenta que siempre sea en las mismas condiciones (mismo día de la semana, en ayunas, sin ropa, etc.)






Friday, 25 January 2013

¿Comer antes de las 15h nos ayuda a adelgazar?

Según un estudio realizado por investigadores españoles y estadounidenses que publica la última edición de International Journal of Obesity, las personas que comen temprano tienen más posibilidades de adelgazar que quienes optan por hacerlo tarde. Las horas del desayuno y de la cena, menos abundantes y menos energéticas, apenas influyen en la pérdida de peso.




Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron un grupo formado por 420 participantes con sobrepeso que siguieron durante veinte semanas unas pautas alimentarias destinadas a perder de kilos y basadas en la dieta mediterránea. Los resultados del estudio muestran claramente que “los individuos que retrasan la comida principal del medio día (hasta después de las 15.00) experimentan una pérdida de peso significativamente menor que los que comen temprano (antes de las 15.00)”, tal y como explica Marta Garaulet, catedrática de Fisiología de la Universidad de Murcia y autora principal del trabajo.

“Este es el primer gran estudio prospectivo que demuestra que el horario de las comidas predice la eficacia en la pérdida de peso”, añade Garaulet, que considera que las futuras estrategias terapéuticas deberían tener en cuenta no solo el consumo de calorías y de macronutrientes, como clásicamente se hace, sino también el momento en que se ingiere de la comida.



¿CUÁNTO ES UNA RACIÓN?

Los dietistas-nutricionistas al hacer nuestras recomendaciones nutricionales utilizamos el término "ración" para decir la cantidad de alimento que deberíamos comer de cada grupo al día o a la semana (frecuencia recomendada). Pero no todo el mundo sabe cuánto es una "ración". Vamos a intentar aclararlo desde aquí.

Lácteos
Recomendamos tomar de 2 a 4 raciones al día.
1 ración corresponde a 1 vaso de leche, 2 yogures, 3 lonchas de queso curado y 2 porciones de queso fresco tipo Burgos.

Verduras y hortalizas
Recomendamos tomar 2 raciones al día, 1 en crudo y otra cocida.
1 ración corresponde a 1 plato de ensalada o 1 plato de verdura cocida.

Frutas
Recomendamos tomar 3 raciones al día.
1 ración corresponde a 1 pieza mediana, 1 taza de cerezas o uvas, 2 rodajas de melón…

Patatas, arroz, pan y pasta
Recomendamos tomar de 4 a 6 raciones al día.
1 ración corresponde a 60-80 g de pasta y arroz (1 plato normal), 40-60 g  de pan (1 panecillo o 3-4 rebanadas) y 150-200 g de patata (1 patata grande o 2 pequeñas).

Pescados
Recomendamos tomar de 3 a 4 raciones a la semana.
1 ración corresponde a 125-150 g de pescado (1 filete individual).

Carnes magras, aves y huevos
Recomendamos tomar de 3 a 4 raciones a la semana.
1 ración corresponde a 1 filete pequeño, ¼ de pollo o conejo y 1-2 huevos.

Legumbres
Recomendamos tomar de 2 a 4 raciones a la semana.
1 ración corresponde a 60-80 g (1 plato normal).

Aceite de oliva
Recomendamos tomar de 3 a 6 raciones al día.
1 ración corresponde a 10 ml (1 cucharada sopera).

Frutos secos
Recomendamos tomar de 3 a 7 raciones a la semana.
1 ración corresponde a 20-30 g (1 puñado)
Los más recomendables son las nueces, las almendras y las avellanas.

Agua
Recomendamos tomar de 4 a 8 raciones al día.
1 ración corresponde a 1 vaso grande


Thursday, 24 January 2013

¿Quieres una piel radiante? Come más fruta y verdura

Los carotenoides presentes en fruta y verduras ayudan a mejorar el aspecto de la piel
El impacto positivo de los carotenoides sobre el aspecto de la piel es una cuestión que se lleva estudiando desde hace tiempo. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista PLoS One viene a reforzar la evidencia de que el consumo de fruta y verdura no sólo tiene beneficios para nuestra salud, sino que también mejoran nuestro aspecto físico.

 
Los investigadores, de la Universidad de St. Andrews, en Escocia, utilizaron un dispositivo para analizar el tono de la piel de los participantes en el estudio. Al cabo de seis semanas, aquellos que habían consumido más fruta y verdura mostraron un incremento en los tonos rojos y amarillos de la piel, dándole un aspecto más radiante. De hecho, según los autores del estudio, basta con “cambios muy pequeños en la dieta” para conseguir estos beneficios.

Por otro lado, hay que recordar que el beneficio de consumir frutas y verduras regularmente en nuestra dieta no se limita a los carotenoides: estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales, fibra y fitonutrientes indispensables para proteger nuestro organismo de los efectos del envejecimiento.

Tuesday, 22 January 2013

ALIMENTOS RICOS EN HIERRO PARA EMBARAZADAS

 Durante el embarazo se aconseja comer una dieta que tenga todos los nutrientes y minerales necesarios. Esto es porque los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo del bebé son absorbidos desde el cuerpo de la madre. El hierro es uno de los componentes de la hemoglobina que se encuentran en la sangre. La hemoglobina es un constituyente de la sangre que lleva oxígeno a diferentes partes del cuerpo. El hierro se encuentra en varios alimentos que deben incluirse en la dieta diaria.

 

Los principales alimentos ricos en hierro para embarazadas

El hierro en el cuerpo de la madre se recoge para la producción de glóbulos rojos para el bebé. Por lo tanto, el requisito de hierro durante el embarazo aumenta considerablemente. Si el requisito no se cumple a través de una dieta adecuada y los suplementos, la mujer puede sufrir de una enfermedad por deficiencia de hierro, conocida como anemia. La ocurrencia de esta deficiencia durante el embarazo es común, y la razón es la falta de alimentos ricos en hierro para embarazadas. Los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro son una sensación constante de cansancio y debilidad, falta de energía, dolor de cabeza, palidez de la piel, caída del cabello y la fragilidad de las uñas. Esta condición también puede tener efectos secundarios a largo plazo si no se tratan en el momento adecuado. Para evitarlo, deben consumir diariamente alimentos ricos en hierro. El hierro se encuentra tanto en alimentos de origen vegetal como animal, por lo tanto hay una gran variedad de alimentos a seleccionar. Los siguientes son algunos de los mejores alimentos ricos en hierro.

Verduras y Frutas

Albaricoques, brócoli, col rizada, frutos secos, uvas, pomelo, habas, naranjas, ciruelas, espinacas, los tomates y las sandías.

Carnes

Carne de res, pollo, cordero, el pavo y la yema de huevo son algunas de las opciones no veganas de alimentos ricos en hierro. Pero la carne cruda o sin cocinar debe ser estrictamente evitada.

Pescados / Mariscos

Cangrejo, almejas, pescado, lenguado, sardinas, ostras y camarones. Los mariscos sin cocinar nunca deben consumirse. Aunque el pescado y los mariscos contienen buenas cantidades de hierro, se deben consumir en menor cantidad debido al riesgo de contaminación por mercurio (especialmente en el atún).

Cereales y Leguminosas

Los alimentos integrales, enriquecidos o fortificados, cereales, panes, pastas, cereales de desayuno enriquecidos, galletas saladas, los guisantes, las lentejas y la soja.

4 COSAS CURIOSAS...

1. ¿Rápido o lento? Comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce la segregación de unas hormonas que provocan la sensación de estar “lleno”. La reducción de dichas hormonas nos llevaría a comer en exceso y, por lo tanto, a engordar, según un estudio reciente.

2. Perder peso mejora la memoria. Además de adelgazar, cuando pierdes peso mejora tu memoria y tu capacidad de concentración, de acuerdo con una investigación de la Universidad Kent State (EE UU). Según Johns Gunstad, coautor del trabajo, muchos factores que acompañan a la obesidad – hipertension, diabetes tipo 2, apnea del sueño- están vinculados a daños en el cerebro, por lo que para el investigador es lógico que “si estos problemas desaparecen, la memoria funcione mejor”.

3. Atentos a las etiquetas. Leer las etiquetas de los alimentos que compramos nos ayuda a perder peso, de acuerdo con un reciente estudio de la Universidad Estatal de Washington publicado en la revista Journal of Consumer Affairs. Las mujeres entre 37 y 50 años son las que más han incorporado este hábito a la hora de hacer la compra.

4. Mejor pasar un poco de frío. Si te pones a dieta en invierno, no abuses de la calefacción. Según un estudio publicado en la revista Obesity Reviews, abusar de la calefacción en el invierno podría estar contribuyendo al aumento de la obesidad en Reino Unido, Estados Unidos y otros países desarrollados. Según los autores, reducir la exposición al frío reduce la necesidad de consumir energía para permanecer calientes y reduce la capacidad del cuerpo para producir calor.

Thursday, 10 January 2013

INULINA PARA FÓRMULAS INFANTILES




La mejora de la flora intestinal tras la ingestión regular de inulina se ha comprobado en diversos experimentos. También se ha observado que en bebés que no toman leche materna (rica en prebióticos), la adición de inulina u oligosacáridos con efecto prebiótico a las fórmulas infantiles potencia el desarrollo de la flora intestinal beneficiosa. Esto es beneficioso, porque protege al bebé frente a infecciones estimulando su sistema inmunitario intestinal.
En 2001, un estudio publicado en la revista Journal of Pediatric Gastroenterology Nutrition confirmaba dicha afirmación. La investigación analizó el porcentaje de bifidobacterias en heces de bebés alimentados con una fórmula estándar o con una fórmula adicionada con inulina y fructooligosacáridos (de efectos similares a la inulina). En la primera semana, la diferencia no era muy notable. En las heces de los bebés alimentados con fórmula estándar, las bifidobacterias suponían el 27,5% del total, frente al 30,7% de los alimentados con fórmula enriquecida con prebióticos. Al cabo de seis semanas la diferencia se hizo evidente. En los bebés alimentados con fórmula enriquecida, el porcentaje de bifidobacterias en las heces (59,4%) duplicaba al de los bebés nutridos con fórmula estándar (31,7%).
Con fundamento en este y en otros estudios similares, la Comisión Científica de Alimentación de la Comunidad Europea redactó en diciembre de 2001 el Informe adicional del uso de hidratos de carbono resistentes de cadena corta, fructo-oligosacáridos (FOS) y galacto-oligosacáridos (GOS), en fórmulas de inicio y continuación. En dicho documento se concluye que pueden usarse prebióticos en fórmulas infantiles en concentraciones de hasta 0,8 gramos por 100 mililitros, cantidad considerada como segura.



Alimentación infantil durante el primer año de vida

La alimentación en el primer año de vida es crucial en el desarrollo del bebé, ya que su crecimiento es más rápido que nunca y las necesidades nutritivas, mayores. Es en esta época cuando los lactantes (menos de 12 meses) son más inmaduros y vulnerables, por lo que deviene fundamental asegurarles una alimentación adecuada que satisfaga sus necesidades nutritivas, prevenga posibles patologías y ayude a crear hábitos alimentarios saludables.
Se distinguen tres etapas: durante el periodo lácteo (hasta 4-6 meses), la alimentación se basa en la leche, que puede ser materna (la más recomendada), artificial (fórmulas de inicio) y mixta. En el periodo de transición, destete o Beikost (a partir de 4-6 meses), deben aumentarse tanto la energía aportada como la cantidad de diversos nutrientes. Es por ello que se introducen alimentos semisólidos (purés caseros y/o potitos), aunque se siga manteniendo la lactancia, que en esta fase es mayormente artificial (fórmulas de continuación). Se van incorporando, paulatinamente y de acuerdo con el pediatra, alimentos no lácteos, preparados de forma adecuada en consistencia y cantidad y adaptados a la maduración y desarrollo del bebé. Así los niños y niñas aprenden a masticar y tragar y prueban nuevos sabores. En el periodo de maduración digestiva se introducirán otros alimentos.

La leche no es suficiente

  La leche no proporciona la energía y nutrientes que precisa un bebé que ya ha cumplido 4 ó 6 meses. Sus funciones digestivas han madurado, por lo que se debe incluir una alimentación complementaria. No se recomiendan los nuevos alimentos antes, pero tampoco conviene introducirlos después, porque la falta de diversificación es motivo de pérdida de apetito, y se desaprovecha una época idónea para la educación del gusto y la adaptación progresiva a una alimentación equilibrada.