Friday, 20 February 2015

Oler limón previene el cáncer

Oler limón para prevenir el cáncer

Hace pocos días hemos visto en las redes sociales como una conocida presentadora de televisión, últimamente más conocida por sus meteduras de pata que por sus aciertos, tenía que rectificar una afirmación que realizó al asegurar que oler un limón prevenía el cáncer.
Pero, de dónde viene esta afirmación? En qué se basó para asegurarlo?

La metedura de pata parte de la idea de que la aromaterapia puede prevenir incluso curar ciertas enfermedades, consiste en aprovechar los aceites esenciales extraídos de plantas y frutos y mediante su olor establecer el equilibro de la mente y el cuerpo.
Hay quien dice que el olor transporta bacterias u organismos que actúan positivamente contra las bacterias dañinas de nuestro cuerpo, pero científicamente, una vez más, no hay nada demostrado.
La explicación más lógica parte de la idea de que la aromaterapia no reemplaza a la medicina tradicional sino que la acompaña y hace que sus efectos sean más rápidos y duraderos porque llegan a la raíz emocional despertando nuestras propias energías de curación.

Ayuda a eliminar los efectos desagradables o tóxicos de los tratamientos alopáticos necesarios. Nos armoniza y nos fortalece para poner "de nuestra parte" la energía necesaria para la curación.
Los aromas actúan en nuestro interior por asociación de imágenes, evitando la intervención de nuestra parte consciente que todo lo analiza y todo lo traduce a palabras comprensibles.

Estamos hablando de energía, sentirnos mejor, emociones, por lo tanto una vez más estamos ante un posible placebo psicológico.
El estudio en cuestión, que citaba la presentadora, se basa en que un componente del limón podría inhibir el crecimiento de células cancerosas en cultivos de laboratorio.

Pero la realidad es que no se han realizado pruebas en animales ni, por supuesto, ensayos clínicos en personas, por lo que afirmarlo en una televisión pública y delante de tantas personas no se puede considerar más que un acto frívolo.
Hay muchas formas, las cuales se han demostrado científicamente, que pueden ayudarnos a prevenir el cáncer, nosotros siempre apostamos y recomendamos la misma, llevar una vida sana, una alimentación saludable y reducir el estrés al máximo. Es la prevención más segura que podemos realizar, el resto es cuestión de suerte que te toque esta maldita lotería.