Thursday, 27 June 2013

DIETA DE LOS COLORES

Hoy quería hablaros de una dieta que se está poniendo muy de moda últimamente, conocida como la dieta de los colores.

Como siempre, recordaros que mi consejo es que antes de decidiros por una dieta os pongáis en contacto con un/a dietista diplomad@, para que os indique cuál es la dieta más apropiada para vosotros, ya que para hacerla tendrá en cuenta datos muy importantes como hábitos alimentarios, ritmo de vida y horarios que serán claves para que la dieta tenga éxito, sin poner en riesgo tu salud.


Esta dieta está basada en una alimentación a base de frutas, verduras y hortalizas y su nombre de debe a los pigmentos encargados de dar color a cada alimento, Así lo explican responsables del Instituto de Obesidad (IOB) a raíz de un estudio hecho en los Estados Unidos, donde ha tenido mucho éxito.
Esta dieta aconseja comer alimentos de cinco colores al día, lo que garantiza bienestar y protección al organismo. El IOB asegura que al consumir diariamente frutas, hortalizas y verduras frescas de diversos colores, "se garantiza la ingesta de alimentos de bajo aporte calórico y alta cantidad de micronutrientes", como las vitaminas, minerales, fibras y fitoquímicos.

Además, ayuda a reducir "considerablemente" el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, entre otras.



Azul o morado
Berenjenas, moras, uvas negras, arándanos y ciruelas se caracterizan por contener altas dosis de antioxidantes encargados de proteger a las células del organismo de los ataques causados por los radicales libres. Por ello, contribuyen al buen funcionamiento del sistema circulatorio, “así como a prevenir diferentes tipos de cáncer”.

Rojo
Fresas, cerezas, tomates, manzanas rojas o sandía contienen altas dosis de betacarotenos, necesarios para mantener la salud de la piel. Además, su alto poder depurativo permite eliminar toxinas del organismo.

Verde
Lechuga, col y tantos otros ayudan a prevenir el colesterol, mejorando la circulación y evitando enfermedades cardiovasculares, y facilitando altas dosis de fibra.

Blanco y amarillo
Nabos y zanahorias, entre otros, ayudan a aumentar las defensas del organismo y mejorar la resistencia frente a los agentes externos y consiguen mantener los huesos y los dientes fuertes, además de proporcionar una piel totalmente saludable y una buena visión

Inconvenientes:

Como bien sabéis, en alimentación no soy partidaria de los extremismos, todo y que una dieta rica en frutas y verduras debe ser la base de nuestra alimentación no se pueden dejar de lado los nutrientes que nos aportan otros alimentos como pueden ser la carne, el pescado, los huevos y los cerales.

Os recuerdo que debéis tener presente que no porque una dieta le haya funcionado a tu vecin@, amig@ o familiar significa que os vaya a funcionar a vosotros, cada persona es diferente, nuestro metabolismo funciona de forma diferente y nuestros hábitos también lo son. Desde este blog os recomiendo que contactéis con un/a dietista diplomad@ y él/ella os indicará qué dieta se adapta mejor a vosotros.
No lo dudes, ponte en contacto conmigo ahora mismo clickando aquí, y hablaremos de qué dieta seguir sin poner en riesgo tu salud.