Thursday, 27 June 2013

VERANO SIN SOBRESALTOS



En verano, las intoxicaciones por alimentos en malas condiciones causan un elevado número de diarreas. Las altas temperaturas favorecen el crecimiento de los gérmenes, por eso con el calor hay que extremar los cuidados a la hora de manipular y consumir algunos alimentos.

Por lo general, este tipo de diarreas se producen cuando los gérmenes entran en el organismo a través del agua, de alimentos mal lavados que han estado en contacto con insectos, de alimentos poco cocinados o por comer sin lavarse las manos.

Carnes, pescados, huevos y lácteos tienen un elevado riesgo de contaminación, por eso hay que ser cautos: mantenerlos refrigerados y cocinarlos bien para que el calor pueda destruir los gérmenes si los hubiera.

Las frutas y verduras sólo se deben tomar crudas si se pelan o se han lavado bien. Y  el agua mejor evitar la del grifo y beberla embotellada.

Lavarse bien las manos es muy importante, pero también hay que vigilar la higiene de las bayetas, la encimera, la tabla de cortar alimentos y los utensilios de cocina.

Siguiendo estos sencillos consejos de tu dietista podrás disfrutar del verano al 100%!!



si este artículo llega tarde y lo que quieres saber es que comer cuando se tiene diarrea o gastroenteritis clicka en:

http://blog.dietetik.es/2012/08/que-comer-cuando-se-tiene.html