Thursday, 21 November 2013

RELACIÓN ALIMENTACIÓN - ALZHEIMER



Estadísticas científicas predicen que en 2050 unos 114 millones de personas padecerán algún tipo de demencia, como el alzhéimer.
Es evidente que existe una relación entre alimentación y enfermedades neurodegenerativas, por ello me gustaría hacer especial hincapié en los beneficios de incorporar a la dieta diaria los denominados alimentosinteligentes, con propiedades neuroprotectoras.
La explicación es sencilla nuestro cerebro trabaja constantemente y es necesario hacer un  entrenamiento mental constante, pero sin los nutrientes adecuados el cerebro no funcionará en todo su potencial y tarde o temprano se verá resentido.
Son varios los alimentos que nos puede ayudar:
Los arándanos, que ayudan en el aprendizaje y la memoria, al igual que el boniato y la patata púrpura.
Las crucíferas (coles, brócoli, coliflor y nabo, entre otras) pueden reducir un edema intracerebral y tienen una potente actividad antitumoral.
Una cucharadita de cúrcuma por su potencial neuroprotector.
Granada, jengibre, remolacha, soja y sus derivados, té verde y uvas (especialmente negras) también ayudarán al cerebro, al igual que el chocolate negro amargo, con entre un 70 y un 80 % de cacao, por sus propiedades neuroprotectoras y antidepresivas.
Puedes encontrar varios suplementos alimenticios de laboratorios farmacológicos, pero en mi opinión es mejor recurrir a estos alimentos inteligentes que a los suplementos alimenticios “que no dejan de ser farmacología”.
También quiero aprovechar para recomendaros el siguiente artículo escrito por Pilar Salas y publicado en efe salud, que habla de la reciente publicación de un libro que aborda el tema de la alimentación y su relación con las enfermedades neurodegenerativas: