Wednesday, 8 January 2014

DIEZ ALIADOS PARA ADELGAZAR




Después de las fechas navideñas todos nos sentimos un poco más hinchados. Las comidas y cenas interminables de estos días hacen estragos en nuestro peso. Tampoco nos ayuda el no hacer ejercicio y cambiar la botella de agua por refrescos y alcohol. Seguramente tampoco hemos ido al baño todo lo regular que nos hubiera gustado…

Así que aquí te presento 10 alimentos que te ayudarán a perder peso y a sentirte mejor, inclúyelos en tu alimentación y verás los resultados!

Así evitarás los ataques de hambre que sumen kilos, equilibrarás tu alimentación y, lo mejor, ¡perderás peso sin darte cuenta!



Patatas cocidas.

La Universidad de Sidney (Australia) realizó un estudio hace dos décadas para fijar el índice de saciedad de los alimentos. Y concluyó que las patatas cocidas debían ocupar la primera posición en la lista, básicamente por su proporción de agua (77%). Aportan solo 80 kcal/100g.


Alcachofa.

Es de las verduras con mayor índice de saciedad. Incluirla de forma habitual en la dieta es una manera sencilla de ayudarnos a controlar los niveles de colesterol y potenciar la eliminación de líquidos, además de aportarnos pocas calorías.


Piña.

Digestiva, ligera y muy rica en fibra (1,2g/100g) y agua (el 85% de su peso), es de las frutas que más rato mantiene lleno tu estómago. Aunque se suele tomar de postre, es ideal incluir un par de rodajas en los tentempiés. Y atrévete a añadirla a tus guisos de carne, pescado como guarnición y a las ensaladas.


Lentejas o judías.

Una ración de 100 g de lentejas te aporta 312 kcal (evita añadirles las grasas saturadas de la panceta, el chorizo…). Son una buena fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, lo que significa que la glucosa pasa a la sangre poco a poco, evitando el hambre. Esta acción saciante se ve reforzada por los más de 11g de fibra que contienen 100 g de lentejas. Las judías tienen propiedades muy similares. Tómalas como un segundo plato y de primero haz una ensalada completa.


El arroz integral.

Puede considerarse “alimento quita-hambre” por su proporción de fibra. Con un apreciable contenido proteico (que se aprovecha mejor combinado con legumbres), aporta energía en forma de carbohidratos de absorción lenta. De fácil digestión, corrige el estreñimiento al aumentar el volumen de las heces.


Almendras.

Pueden ser eficaces en la lucha contra la obesidad y es que aportan energía de forma gradual, evitando los “bajones” de azúcar en sangre. Toma 6 o 7 cada día y elígelas sin sal.


La pasta.

Su poder saciante proviene de la fibra y del gluten, una proteína que se obtiene de la harina de trigo. Si quieres bajar de peso puedes tomarla 1 vez a la semana pero intenta evitar las salsas calóricas y las pastas rellenas (raviolis, tortellinis,…).


Champiñones.

El poder saciante de los champiñones es muy prolongado: si se consumen un día, durante las tres jornadas siguientes se experimenta menos hambre de lo habitual.


Algas.

Apúntate a las algas! Son un auténtico concentrado de minerales y de proteínas vegetales y aportan altas dosis de fibra que te harán sentir llena. Wakame, nori, kombu…añade los distintos tipos a tus sopas, ensaladas, guisos,…


Agua.

No contiene calorías y nos ayuda a eliminar toxinas e hidratarnos. También podemos tomarla con infusiones (sin azúcar). La cantidad diaria recomendada son unos 8 vasos al día (1,5 litros)