Monday, 29 September 2014

Día Mundial del Corazón

Hoy, 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Corazón. Y qué mejor manera de celebrarlo que proponernos cuidarlo. Os dejo unos consejos para que uno de los peores enemigos del corazón, el colesterol, no os afecte.



La mitad de la población adulta española tiene el colesterol elevado, según ha revelado el Estudio de Nutrición y RiesgoCardiovascular en España.
La hipercolesterolemia (colesterol sanguíneo por encima de 200 mg/dL) se asocia con el riesgo de enfermedad isquémica del corazón, incluso en los jóvenes y en poblaciones con bajo riesgo coronario
¿Qué podemos hacer?
Una dieta saludable puede ayudar a normalizar nuestros niveles de colesterol y retrasar o disminuir la administración de fármacos.
Sigue una dieta baja en grasas, limita el consumo de embutidos, carnes rojas, bollería, repostería, helados, aperitivos salados, postres lácteos, quesos curados o salsas. 



Controlar nuestro peso
Perder peso no sólo ayuda a reducir el colesterol LDL (el llamado "colesterol malo") sino que también incrementa los niveles de colesterol HDL ("colesterol bueno", que ayuda a evitar que el colesterol se acumule en nuestras arterias.
La pérdida de peso requiere mucha motivación, tanto del paciente como del terapeuta, y formación continua. La mayoría de los pacientes con exceso de peso saben qué han de hacer, lo que no saben es cómo hacerlo con su realidad diaria, con sus valores, con sus necesidades íntimas, con sus placeres, con su estilo de vida…
Es por ello que la fórmula para tratar el exceso de peso debería estar compuesta por estos cuatro componentes:
  1. Seguimiento por un especialista; en especial, un dietista-nutricionista para que la dieta tenga en cuenta tanto las características como los gustos y preferencias del paciente.
  2. Alimentación saludable (incremento en la ingesta de cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y hortalizas).
  3. Modificación de los hábitos de vida (eso incluye hacer ejercicio físico habitual).
  4. Persistencia (fundamental).
Levantarnos y caminar
La actividad física regular (como caminar a paso ligero unos 30 minutos cada día) ayuda a mantener o a disminuir el peso corporal y también puede aumentar el "colesterol bueno" (HDL) y disminuir el "colesterol malo" (LDL) y los triglicéridos.