Wednesday, 27 January 2016

¿Por qué me levanto a comer por la noche?



Muchas personas cuando se despiertan por la noche sienten el deseo irrefrenable de hacer una visita a la cocina para comer. ¿Por qué lo hacen?, ¿Es sólo ansiedad o hay algo más detrás de esta “costumbre”? Pues podemos asegurar que hay una explicación fisiológica.

Estudios recientes sobre la relación entre la falta de sueño y el aumento del apetito concluyen que dormir mal aumenta la voracidad y el sobrepeso.

Este fenómeno se explica por un descenso de los niveles de una hormona llamada leptina y por un aumento de los niveles de otra hormona llamada grelina (hormonas que regulan el apetito), también entra en juego el cortisol (hormona del estrés).



Para el epidemiólogo James Gangwisch, de la Universidad estadounidense de Columbia, este sistema de regulación podría haberse desarrollado como "una estrategia para que los seres humanos almacenasen grasa durante el verano, cuando las noches son más cortas y la comida más abundante, y preparar así el cuerpo para los meses de invierno". En consecuencia, al reducir las horas de sueño el organismo interpreta que es hora de comenzar a almacenar grasa!!

Así que si padeces insomnio tienes muchas probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad.